Informe de la Comisión Europea sobre los instrumentos financieros para PYMES y micropymes

Ante la situación económica actual, las instituciones financieras públicas y los inversores privados son muy reacios a conceder préstamos a la economía real y, en particular, a las PYME, cuyas inversiones se consideran de alto riesgo. La magnitud de la demanda de financiación, junto con el carácter limitado de los recursos públicos, significa que deben obtenerse flujos de capital adicionales para colmar la brecha de financiación.

Por consiguiente, se requiere que la Unión permita inversiones adicionales con cargo a su presupuesto, mediante el uso de instrumentos financieros. Así, la Unión responde a estos retos de tres formas distintas: 

  1. Ofreciendo oportunidades para combinar recursos públicos y privados
  2. Desarrollando iniciativas para alentar a las instituciones financieras públicas a prestar fondos a los operadores que encuentren dificultades para acceder al capital privado
  3. Promoviendo un mejor marco empresarial para la inversión privada mediante la 4 adopción de medidas encaminadas a desarrollar un mercado de capitales de la Unión